A puertas de cumplir 400 funciones, TOC*TOC continúa llamando la atención de la audiencia.

A puertas de cumplir 400 funciones, TOC*TOC continúa llamando la atención de la audiencia. Sin duda, es sinónimo de éxito y calidad para LOS PRODUCTORES. “Yo creo que así como vamos, TOC*TOC no morirá nunca”, dice entre risas Adrián Galarcep, director artístico de LOS PRODUCTORES. “Es realmente una locura ver la acogida que tiene esta obra. Cada vez que anunciamos su regreso la respuesta de la gente es increíblemente positiva. En esta séptima temporada, ya tenemos vendidas más de 10,000 entradas en preventa… y aún faltan dos semanas para el estreno”, agrega.

“Si TOC*TOC vuelve, es porque el público lo pide”, añade Galarcep.
“Hay gente que la ha visto más de una vez y sigue viniendo. Contradictoriamente,
hemos descubierto que hay gente que nunca la ha visto. ¡Hay gente en este país
que todavía no sabe quién es el doctor!”
, ríe Galarcep.

TOC*TOC también es el nombre de una gran familia, pues el elenco ha sido modificado y reconformado en más de una ocasión. Jimena Lindo, Gianella Neyra, Mónica Sánchez, Alfonso Santistevan, Renzo Schuller, Katia Condos, Andrés Wiese son algunos de los artistas que han interpretado a sus entrañables personajes, los cuales se definen por padecer trastornos obsesivos compulsivos.

La primera función de la obra se realizó el 14 de julio del 2012 y, sin embargo, el público sigue ansioso por verla o volver a verla, pues los cambios en el reparto siempre son la excusa perfecta para disfrutar de esta historia una y otra vez. Por eso, desde el 08 de septiembre, sus emblemáticos personajes vuelven al Teatro Pirandello para empezar su séptima temporada.

“Es increíble todo lo que ha pasado con TOC*TOC. Recuerdo que cuando la encontré
en internet se estaba presentando en España, así que me comuniqué con los productores
y me enviaron el texto. Al leerla, me pareció divertida, pero algo no me conectaba
con la obra. Conseguimos los derechos y pasó cerca de un año y medio hasta que
finalmente la estrenamos”,
explica Fisher, su director. La primera temporada fue muy corta
y las entradas se acabaron un mes antes de llegar a su fin. Entonces,
volvieron por una segunda y las localidades se vendieron igual de rápido.
Hubo una tercera y estaban seguros de que sería la última, pero hoy son conscientes de
que “con TOC*TOC nunca se sabe”.

Ahora, después de haberse presentado en diversas ciudades como Arequipa, Piura, Cusco y Trujillo, vuelven por más. En esta ocasión, el elenco estará conformado por un elenco sumamente querido por el públcio: Carlos Carlín, Wendy Ramos, Melania Urbina, Ricardo Velásquez, Johanna San Miguel, Bruno Ascenzo y Melissa Giorgio. Tenemos preparada un increíble sorpresa desde el 08 de octubre para todos los seguidores de TOC*TOC ya que se unirán dos actrices nuevas a nuestra familia.

Al respecto, Johanna, quien interpreta a Blanca, nos comenta: “Me sorprende la respuesta del público en cada función de TOC*TOC. Creo que su poder de convocatoria es tan fuerte porque el público conecta automáticamente con la historia. Además, muchos se identifican o conocen a alguien similar a uno o más personajes”.

Bruno Ascenzo, a quien veremos nuevamente en el escenario en el papel de Otto, nos cuenta: “Estoy feliz de participar en esta séptima reposición, ninguno lo puede creer. Hemos hecho muchas temporadas pero la gente aún quiere seguirla viendo. Estamos inmensamente agradecidos con el público”.

Para él, no cabe duda de que el éxito se debe a que TOC*TOC es un fenómeno a nivel internacional, ya que su popularidad ha sido arrolladora en países como Argentina, México y España. “Lo que tiene de especial TOC*TOC es que genera identificación, la mayoría de nosotros tiene alguno y, a todos nos pasan de vueltas porque no sabemos cómo manejarlos. Sin embargo, en la obra se presentan con la dosis perfecta de drama y comedia que hace que los espectadores lo disfruten muchísimo”, afirma Ascenzo.

Por su parte, Carlos Carlín, quien interpreta al taxista Camilo, comparte esta visión. “La respuesta es tan feliz por parte del público porque el texto es pura matemática del humor. Lo más interesante es que aborda un tema que muchos viven y del que no se había hablado con tanta naturalidad antes. Este montaje tiene una magia que solo se genera cuando se unen el texto ideal, los actores y la energía del público”. “Haber construido un personaje así,con un perfil tan distinto al mío es muy entretenido. Este tipo de personajes es el que más disfruto porque te exige entender una condición real”, nos cuenta Carlín. “Estoy feliz de continuar formando parte de este proyecto tan exitoso”.

Finalmente, para Fisher, TOC*TOC no solo busca hacernos reír sino también nos enseña a aceptarnos como somos, a no tener miedo de ser diferentes. “Cuando lo analizas, descubres que, en realidad, la obra habla sobre seis personas que están buscando conectarse. Seres que debido a su enfermedad sienten que no pertenecen a ninguna parte. ¿Y quién de nosotros no se ha sentido alguna vez así en la clase del colegio, con los compañeros de la universidad, en el trabajo o incluso dentro de su propia familia?”.

TOC*TOC tiene la inteligencia de mostrarte la importancia de encontrar ese espacio en donde no nos da roche ser muy nerviosos, tener sobrepeso, no querer tener hijos, tener cierta postura política. Encontrar ese lugar es algo que todos queremos conseguir. Los personajes abren su corazón y al fin se muestran para poder compartir sus temores.